Lo prohibído y lo permitido

Los lugares donde es conveniente aplicarse las fragancias y resalta que -en el caso de las mujeres- nunca debe hacerse en el escote, “porque el aroma se eleva y satura el olfato”. “Esto hace que con el tiempo la persona deje de sentir el aroma de forma tan intensa como le ocurría al principio, entonces cada vez comienza a aplicarse más cantidad”, explica, lo que es complicado, ya que ella no lo siente, pero sí quienes están a su alrededor.

Asimismo, usar fragancias en el cuello también puede tener consecuencias estéticas, ya que el alcohol contenido en ellas provoca un debilitamiento del colágeno, lo que favorece la aparición de líneas y arrugas. Además, si la aplicación es recurrente, a largo plazo puede surgir una dermatitis en esa zona.

No comments yet.

Deja un comentario

Los valores son solo válidos para compras online. En tiendas los valores pueden diferir. Descartar